Miel en Mundo Nuevo, herencia de generaciones

Óscar Sánchez

Coatepec, Ver.- En la localidad Mundo Nuevo del municipio de Coatepec, los Torres González se distinguen del resto de las familias por su vocación a la apicultura.

Rodeados del bosque mesófilo de montaña, Felipe y uno de sus hermanos se dedican a la crianza de las abejas para aprovechar la miel, la cera, el polen y la jalea real.

Parece una empresa familiar improvisada pero no lo es. Desde hace 52 años sus padres iniciaron el negocio que aún mucho tiempo después mantiene sus procesos artesanales, lo que les permite obtener productos de alta calidad.

Mundo Nuevo está ubicado a unos 4 kilómetros del centro de Coatepec. Los 1080 metros de altitud en los que está situado, le posibilita diversa flora que favorece la producción de una miel diferente que sólo se logra en el Altiplano, una de las cinco regiones definidas en México entre las principales productoras y exportadoras a nivel mundial.

De unos meses a la fecha, la miel que producen los Torres González ha encontrado oportunidades de comercialización más allá de lo local con el apoyo del Gobierno de Veracruz.

Sobre todo a partir de que la pequeña empresa ha comenzado a tecnificarse por la participación de los hijos de Felipe, tres jóvenes que a punto de concluir sus estudios profesionales en publicidad, ingeniería y química, emprenden desde lo que han llamado Miel Adonai.

Cada uno a su manera, explica las distintas mieles de su marca y sus beneficios no sólo con fines alimenticios sino en aplicaciones médicas y en utilidades para la belleza y cuidados de la piel.

Para venta y comercialización, los Torres González tienen miel de flor de azahar, multiflor, cítrica y tipo mantequilla. Lo que más presumen es su producción de polen y jalea real.

Luego de tres generaciones, la familia Torres González genera empleos directos e indirectos que buscan ampliar con la instalación de sus colmenas en la región de Perote.

En estos tiempos de pandemia apuestan por hacer crecer el negocio. Apenas se levante la cuarentena, recibirán a visitantes con la intención de exhibir sus procesos y promover lo que producen.

También para enseñar las bondades del campo coatepecano, donde además cosechan frutos y diversifican su negocio con la crianza de trucha que han iniciado recientemente.

Antes de concluir el verano, los Torres González habrán extraído la miel que les permitirá abastecer alguna parte del consumo local y se prepararán en el invierno con los bastidores de madera para la temporada que viene.

Compartir: